martes, 4 de junio de 2013

Refrán de los que se levantan temprano.


A quien madruga, Dios le ayuda